Donuts glaseados

Donuts glaseados

Con esto de estar encerrados en casa lo más que se me apetece es la repostería, y al parecer somos muchos los que seguimos esa línea, porque los supermercados están agotando las harinas y las levaduras.

Por si tienes ingredientes en casa, o para otro momento, te dejo esta receta de donuts glaseados, que quedan súper esponjosos, suaves y deliciosos.

Ingredientes

  • 250 gr. de harina
  • 45 gr. de azúcar
  • 25 gr. de mantequilla
  • 12 gr. de levadura fresca
  • 75 ml. de leche entera
  • 50 ml. de agua
  • Una pisca de sal
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 huevo
  • Aceite para freir
  • 100 gr. de azúcar glas (para el glaseado)
  • 3 cucharadas de agua (para el glaseado)
  • 1/2 cucharada de zumo de limón (para el glaseado)

Con estos ingredientes salen alrededor de 15 unidades, si quieres hacer más puedes aumentar las cantidades 😉

Elaboración

  1. En un recipiente mezclamos la leche y el agua y le ponemos la levadura fresca y removemos hasta que se disuelva por completo.
  2. En otro bol ponemos la harina, el azúcar y la sal y lo mezclamos todo. Dejamos un hueco en medio de la harina y ahí ponemos la leche con el agua y la levadura.
  3. Añadimos la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente, el aroma de vainilla y el huevo y mezclamos todo con una espátula.
  4. Cuando ya se complica lo de mezclarla con la espátula, la pasamos a la encimera y la trabajamos con las manos para que se mezcle toda bien.
  5. Cuando hayas logrado que esté lisa y esponjosa y no se te pegue en las manos está lista. Si tienes amasadora eléctrica puedes utilizarla 😉 Es momento de dejarla reposando en un bol untado de aceite de oliva y bien tapado, con dos horas va a triplicar su tamaño.
  6. Cuando haya pasado el tiempo de reposo, espolvoreamos un poco de harina en la encimera y volcamos la masa. La estiramos con ayuda de un rodillo para quitarle el aire y trabajar con ella. La dejamos como con un centímetro de grosor y empezamos a cortar los círculos, con cortadores o con un vaso.
  7. Con el morro de una botella de agua por ejemplo, o un cortador más pequeño si tienes, cortamos los agujeros del centro de cada círculo, para darle la forma de donut.
  8. Los dejamos en un papel vegetal para que vuelvan a crecer tapados con un paño y con la masa sobrante podemos volver a estirarla y hacer más donuts.
  9. Cuando ya hayan crecido podemos empezar a freírlos. En una sartén ponemos bastante aceite a calentar y cuando ya esté caliente vamos poniendo nuestros donuts. Cuando estén dorados por un lado les damos la vuelta y dejamos unos minutos para que se doren por el otro lado. Conviene hacerlo a fuego medio para evitar que se quemen por fuera y se queden crudos por dentro. Una vez se van haciendo podemos ir poniéndolos en un plato con papel absorbente para quitarles el aceite sobrante.
  10. Ahora toca hacer el glaseado. Mezclamos el azúcar glas con el agua y el zumo de limón hasta que quede una masa homogénea que será bastante líquida.
  11. Ahora vamos metiendo donut a donut y solo por una cara en el glaseado, retirando el exceso con un pincel de cocina, y los ponemos sobre una rejilla. También puedes untarlos directamente con el pincel, pero es más lento que de la otra forma.

Cuando el glaseado esté seco, ya puedes gozarlos, están demasiado buenos.

¡Buen provecho familia!

 

Un comentario

  1. Super interesante el articulo!!!

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*