Musaka

Musaka

La Musaka es un plato de origen balcánico, no griego como todo el mundo piensa, aunque si es cierto que una vez llegó a Grecia, ellos lo adaptaron, por eso siempre se ha oído hablar de la musaka griega. Una forma más de comer verduras, siendo la principal la berenjena, y carne picada.

Su sabor es único, y lo hace un plato muy apetecible para todos los amantes de este tipo de cocina. No es muy difícil de hacer, y hoy nos atrevemos a compartir la receta contigo.

Ingredientes

  • 500 gr. de carne picada
  • 2 tomates maduros
  • 1 cebolla
  • 1 patata
  • 2 berenjenas
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • 1/2 cucharadita de albahaca
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • 60 ml. de vino tinto
  • Canela en rama
  • Salsa Bechamel
  • Queso rallado

La carne picada es a tu gusto, puedes usar de vaca, de pavo, de pollo o de cerdo.

Elaboración

  1. Lo primero es preparar las verduras. La berenjena debemos ponerla de remojo para ablandarla, para ello ponemos agua fría con sal en un cuenco y metemos la berenjena cortada en lonchas, a lo largo. La piel puedes dejarla o quitarla. Con 15 minutos de remojo bastará.
  2. Pelamos la patata y la cortamos también en lonchas a lo largo, no muy finas. La cebolla la cortamos en trocitos pequeños, igual que los dientes de ajo y el perejil. Los tomates hay que rallarlos o triturarlos.
  3. Ahora cocinamos las patatas en una sartén con mucho aceite hasta que empiecen a dorarse y las ponemos después en papel de cocina para eliminar el aceite que les quede. Hacemos lo mismo con las berenjenas.
  4. En otra sartén con un chorro de aceite ponemos la cebolla y el ajo hasta que la cebolla ya esté blandita y en ese momento añadimos la carne, mezclándola con la cebolla y el ajo.
  5. Una vez cocinada la carne añadimos la rama de canela, el tomillo y la albahaca y mezclamos. Añadimos el vino tinto y cuando haya evaporado el alcohol en unos minutos podemos añadir el tomate rallado. Controlamos el sabor para quitar la canela, antes de que de demasiado sabor.
  6. Dejamos cocinar todo hasta que el tomate haya evapordao su líquido y empiece a quedar todo más espeso.
  7. Ahora llega el momento de montar la musaka. En una fuente de cristal apta para horno ponemos una capa de patatas y otra de berenjenas encima, cubriendo bien, no importa si se ponen encima de otras para que quepan todas.
  8. Ahora añadimos encima toda la preparación de la carne, y cubrimos con una buena capa de bechamel y queso rallado por encima..
  9. Ya solo nos queda hornear durante unos 25 minutos a 180 grados.

Huele que alimenta, ¿verdad? La receta para hacer la salsa bechamel la tienes aquí.

¡Buen provecho!

 

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*