Macarrones gratinados con bechamel y tomate

Macarrones gratinados con bechamel y tomate

Por aquí seguimos tirando de latas en casa, para ir gastando y no salir tanto a comprar, aunque he de decir que sigo prefiriendo los frescos, peeeero, salen recetas tan buenas como esta, además de fácil y rápida, así que tenía que compartirla. Esta vez son unos macarrones con gambas y champiñones, en salsa bechamel y tomate gratinados. Igual así parece demasiada cosa, pero veréis que no es para tanto, y están de muerte lenta, pero en el buen sentido 😉

Ingredientes

  • Macarrones (cantidad según comensales)
  • 1 lata de champiñones laminados
  • 15 gambas o langostinos (yo utilicé congelados y pelados)
  • Salsa bechamel
  • Salsa tomate
  • Queso mozzarella rallado
  • Sal

Elaboración

  1. Por un lado ponemos a cocer los macarrones en una olla con agua y sal, como ya sabes hacer, seguro.
  2. En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y cuando esté caliente ponemos los champiñones escurridos y las gambas cortadas en trozos.
  3. Pasados unos minutos, que ya se hayan tostado un poco añadimos unos 200 ml. de salsa bechamel y unas cucharadas de salsa tomate. Lo mezclamos todo y apartamos.
  4. Cuando los macarrones ya estén cocidos, los ponemos en un recipiente de horno. Para mi lo más fácil es usar esos de aluminio de usar y tirar.
  5. Le ponemos encima la salsa que tenemos en la sartén y removemos todo mezclándola bien con los macarrones.
  6. Le ponemos por encima un poco más de salsa bechamel, y lo cubrimos con queso rallado, yo utilicé mozzarella.
  7. Horneamos a 180 grados durante unos 10 minutos, con calor por encima para que se gratine el queso y le de tiempo a calentarse bien a los macarrones y la salsa.

Y listo, ya solo queda servir y deleitarse con su jugosidad y sabor.

Espero que te gusten tanto como a nosotros.

¡Buen provecho!

 

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*