Dos recetas de una misma olla: puré y fideos

Dos recetas de una misma olla: puré y fideos

Ayer cogí las verduras que tenía en casa y un buen trozo de carne para caldos con la intención de hacer un puré para el peque, pero con el tema dela carne se me ocurrió ponerle muuuuucha agua para intentar que me saliera también una sopa. El resultado no pudo ser mejor. Las verduras que os voy a poner son las que yo tenía, pero lógicamente podéis cambiarlas y poner las que queráis, estoy segura que funcionará igual independientemente de las verduras que utilices.

Ingredientes

  • 500 gr. de calabaza
  • 1 cebolla
  • 1 calabacín
  • Carne para caldos
  • Aceite de oliva
  • Un bote pequeño de garbanzos cocidos
  • Fideos gruesos
  • Sal
  • Agua

Elaboración

  1. En una olla ponemos un chorro de aceite de oliva a fuego medio.
  2. Pelamos la cebolla y la cortamos en trozos, da igual que sean granditos y la ponemos en la olla. Mientras se va dorando pelamos y cortamos el calabacín y lo ponemos también en la olla.
  3. Cuando ya la cebolla comience a dorarse, antes de que se queme agregamos un poco de agua.
  4. Cortamos la calabaza en cubos y la ponemos en la olla. y agregamos también la carne que hayamos elegido.
  5. Llenamos la olla de agua, sin miedo a que sea mucha, que vamos a aprovechar el caldo, y agregamos un poco de sal.
  6. Cuando las verduras ya estén hechas, y la carne haya tenido tiempo de soltar todo su sabor, que habrá sido como media hora después, agregamos la mitad del bote de garbanzos que habremos lavado bien primero.
  7. Lo dejamos al fuego unos cinco o diez minutos más.
  8. En otra olla más pequeña podemos poner ya casi todo el caldo de nuestra cocción, dejando la cantidad mínima para hacer las verduras puré. La carne yo la aparto, pero si queréis podéis hacer el puré con la carne también. Batimos con batidora eléctrica de mano y nuestro puré está listo.
  9. En la olla del caldo ponemos la otra mitad del bote de garbanzos y fideos gruesos al gusto, yo puse bastantes, por eso al final se me quedó sil caldo 😉 Cuando los fideos estén cocidos ya está lista nuestra sopa.

Y así es como se aprovechan los ingredientes y el tiempo en la cocina, queridos amigos.

El mismo día que la hice, el niño se comió un buen plato de sopa, cargadito de caldo, luego lo que sobró lo metí en un recipiente hermético de cristal y supongo que los fideos chuparon el resto del caldo, porque se hincharon un montón y se quedaron casi secos, y aunque no era mi intención, tanto al peque como a mi nos encantaron, así que me atrevo a decir que de esto he sacado tres platos jajaja

Espero que os animes y os encante como a nosotros.

¡Buen provecho!

Me faltó hacer la foto de la sopa 🙁

 

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*